top of page

La flora intestinal del intestino de un caballo contiene cientos de especies diferentes de bacterias, levaduras, hongos y protozoos. Esta flora intestinal es extremadamente sensible y se altera fácilmente. Un pequeño cambio en el manejo (de la alimentación), el estrés, una cirugía o un traslado pueden alterar el equilibrio y provocar potencialmente problemas digestivos.

 

Equilibrando la microflora

Pavo GutSecure está especialmente formulado para compensar los trastornos digestivos (crónicos) en el intestino grueso. En la práctica, esto significa que ayuda a mantener una microflora saludable en el intestino y con ello restablecer el equilibrio y la armonía, de modo que el tracto digestivo se mantenga estable y los procesos digestivos se desarrollen sin problemas.

La gran combinación de prebióticos y probióticos es fundamental. Los diferentes prebióticos (levadura de cerveza y alcachofa de Jerusalén fermentada (topinambur)) presentes en Pavo GutSecure funcionan como nutrición de las bacterias buenas en el intestino. De este modo se estimula el crecimiento de estas bacterias buenas, lo que es beneficioso para una flora intestinal sana. Además, a Pavo GutSecure se le añade el conocido probiótico Yea-Sacc®. Yea-Sacc® es una levadura viva que será directamente valiosa para el intestino. Está científicamente probado que promueve la digestibilidad y la absorción de nutrientes. Además, ayuda a estabilizar la flora intestinal, clave para una digestión saludable.

 

Fibras

A la composición de Pavo GutSecure se añaden múltiples fibras diferentes. Las fibras son la base de una digestión saludable ya que estimulan los intestinos y son una importante fuente de energía para el caballo.

 

La energía es combustible para el cuerpo

La energía se produce durante una digestión saludable, pero también es necesaria para ella. La energía puede obtenerse de fibras, grasas y carbohidratos no estructurales (azúcar y almidón). Las investigaciones han demostrado que una ingesta de almidón de menos de 1 g por kg de peso corporal (por comida) estimula una función intestinal estable y reduce la cantidad de bacterias productoras de ácido láctico. Una disminución de las bacterias productoras de ácido láctico es beneficiosa ya que son responsables de causar acidosis en el intestino (grueso). En cualquier caso, se debe evitar la acidosis, ya que provoca el crecimiento de bacterias negativas y la disminución de las buenas, una pared intestinal irritada y la producción de toxinas que ingresarán al torrente sanguíneo. Todo esto dará como resultado un tracto digestivo alterado y una menor digestibilidad.

Además, los caballos con un tracto digestivo alterado suelen estar delgados o tener bajo peso, debido a la disminución de la digestibilidad. Para ganar peso se necesita energía (extra). El azúcar y el almidón de Pavo GutSecure pueden funcionar como una fuente de energía fácilmente absorbible y rápidamente disponible. El azúcar y el almidón de Pavo GutSecure provienen de cereales tratados térmicamente. Debido al tratamiento térmico, la digestibilidad aumenta, lo que resulta en una mejor absorción en el intestino delgado y una menor entrada de almidón en el intestino grueso.

Sin embargo, sigue siendo fundamental proporcionar azúcar y almidón en la proporción adecuada. Las investigaciones han demostrado que el límite superior de absorción de azúcar y almidón en relación con la salud intestinal es: 1 g por 1 kg de peso corporal **por comida**. Si administra Pavo GutSecure según las cantidades recomendadas, ni siquiera se acercará a este límite.

Calculemos para un caballo adulto con un peso corporal de 600 kg:

  • Máx. ingesta de azúcar y almidón / comida: 1g x 600 kg de peso corporal = 600 gramos de azúcar y almidón
  • Consejos de alimentación Pavo GutSecure al día: 1,5 kg
  • Nivel combinado de azúcar y almidón de Pavo GutSecure por kilo: 34,8%

*1,5 kg (Pavo GutSecure) x 34,8% (azúcar y almidón) = 523,5 gramos de azúcar y almidón por día.

Aconsejamos repartir el aporte diario en tres tomas a lo largo del día, dando como resultado un aporte de azúcar y almidón de 174,5 gramos por comida. Esto es solo el 30% del límite superior de azúcar y almidón (limite máximo = 1 g x 600 kg de peso corporal = 600 g). Por lo tanto, el nivel de azúcar y almidón de Pavo GutSecure no es algo de qué preocuparse.

Por último, distribuir el pienso diario en varias porciones no solo es importante para controlar la absorción de azúcar y almidón, sino que también da como resultado un suministro continuo de ingredientes activos que apoyan el intestino. Un flujo constante de apoyo hace muy feliz a la flora intestinal.

 

Testado minuciosamente

Pavo GutSecure se ha probado exhaustivamente en más de 100 caballos que experimentaron diferentes tipos de problemas relacionados con el intestino. La prueba tuvo una duración de 11 semanas, en las que los probadores observaron grandes mejoras en sus caballos. Como resultado, la puntuación de satisfacción de Pavo GutSecure se convirtió en 4,4 sobre 5.

Pavo GutSecure

35,50 €Precio
    • Favorece el crecimiento de bacterias buenas en el intestino.

    • Estabiliza la flora intestinal

    • Promueve la absorción de nutrientes.

    • Apoya los movimientos intestinales normales

    • Contiene el probiótico probado Yea-Sacc® y valiosos prebióticos

    • Testado minuciosamente en más de 100 caballos.

Productos relacionados